• Secciones
  • Más contenidos
  • Buscar
  • Social
  • Iniciar sesión
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Jueves, 26 de enero de 2017
FINANCIACIÓN AUTONÓMICA

Andalucía pide una armonización fiscal sin enfrentar a "comunidades ricas y pobres"

Guardar en Mis Noticias.

El vicepresidente andaluz reclamó la financiación de la dependencia del 50%-50% y buscar un modelo de tarjeta social "más razonable"

Redacción |

[Img #15606]

 

El Gobierno andaluz ha subrayado hoy la necesidad de una armonización fiscal en España, como reclamó en la Conferencia de Presidentes, sin quitar autonomía a las regiones y estableciendo una horquilla, pero considera que el asunto no puede convertirse en "un enfrentamiento entre comunidades ricas y pobres".

 

Así lo ha expresado el vicepresidente andaluz, Manuel Jiménez Barrios, en sesión extraordinaria de la Comisión de Presidencia del Parlamento para informar de los acuerdos de la Conferencia de Presidentes, una reunión sobre la que ha resaltado la "nueva etapa de diálogo institucional" y la "impronta" que "marcó" Andalucía.

 

Ha defendido que la petición de la Junta para armonizar los impuestos es "razonable" y que no se trata "de un problema de subir o bajar" tasas, sino que para conseguir "equidad" en la prestación de los servicios sociales "los que más tienen deben pagar más".

 

Ha lamentado la "reacción a la defensiva de alguna comunidad" y ha desvelado que muchas regiones gobernadas por el PP estaban de acuerdo con esa medida e incluso "empujaban" al Gobierno andaluz a que hablaran sobre ello para detallarlo "más gráficamente", ya que solo se opusieron Madrid y Baleares.

 

"No se trata de sostener que España roba a nadie ni que algún territorio paga servicios a otros", ha agregado Jiménez Barrios, quien cuestiona "qué miedo hay" a analizar la política fiscal, algo que cree que no se puede desligar de la financiación autonómica.

 

Respecto al impuesto de sucesiones y donaciones, ha invitado al Gobierno central, a que si de verdad es "tan dañino", lo anule para todos los españoles y que compense a las comunidades autónomas con las pérdidas económicas que eso suponga.

 

En materia de financiación autonómica, ha aludido a los 4.762 millones en los que cifra la "infrafinanciación" de Andalucía desde 2009 y ha abogado por un cambio del modelo que se base en los principios de solidaridad, suficiencia, equidad, corresponsabilidad fiscal, transparencia y garantía de acceso a los servicios públicos "según el coste efectivo" de éstos.

 

Jiménez Barrios ha afirmado que nadie discutió en la Conferencia que con el modelo actual había "enormes desigualdades" y que se había perjudicado a Andalucía.

 

Además, ha resaltado que se abrió el debate de la financiación de la administración local y ha destacado que la Junta reclamó la financiación de la dependencia del 50-50 por ciento y buscar un modelo de tarjeta social "más razonable".

 

La Junta será "leal institucionalmente" pero mantendrá su defensa de los intereses de los andaluces, según Jiménez Barrios, que ha valorado el "esfuerzo para llegar a acuerdos" en un momento "complejo" por la crisis económica, las "tensiones" territoriales o los cambios de gobierno en otros países.

 

La portavoz del PP, Ana Mestre, ha destacado la "capacidad de diálogo y consenso" del Gobierno central y ha invitado al Ejecutivo regional a instaurar en la comunidad ese "clima de diálogo".

 

Ha advertido a la Junta de que "jugar con el lenguaje es muy peligroso" porque si hay otras comunidades con una presión más baja es porque se ha llevado a cabo "una política diferente", y ha lamentado que ahora quieran "imponer" una armonización fiscal "cuando lo primero que tiene que hacer es bajar los impuestos".

 

Además, ha criticado la "doble moral y demagogia" en el debate sobre la financiación autonómica y ha asegurado que pondrán interés en recuperar lo que no se haya transferido en otros años, algo que el vicepresidente ha acogido como el primer reconocimiento del PP de los 4.762 millones de "infrafinanciación".

 

Desde Podemos, Jesús Rodríguez ha abogado por hacer un análisis de las balanzas fiscales, ya que se ha mostrado convencido de que si las empresas tributaran donde tienen su actividad el resultado sería otro, y ha denunciado que con el bono eléctrico se le va a dar más poder a medio plazo al "oligopolio energético" y se desfavorecerá a las pequeñas comercializadoras.

 

El diputado de Ciudadanos Julio Díaz también ha defendido un modelo de "corresponsabilidad fiscal y equidad", dejando margen a las comunidades; ha resaltado el mensaje de "cohesión"; y ha pedido que Jiménez Barrios comparezca antes de cada Conferencia de Presidentes para consensuar una posición común de Andalucía.

 

Por parte de IU, Inmaculada Nieto ha defendido la progresividad fiscal y el "sostenimiento solidario" de la financiación de los servicios públicos "vía impuestos adecuándolos a las rentas" y ha recordado que "hay territorios que necesitan un esfuerzo adicional" en la financiación autonómica.

 

La socialista María de los Ángeles Férriz ha valorado "la vuelta a la normalidad" con la reunión aunque considera que si el PP hubiera tenido mayoría absoluta esto no se habría producido.

 

Enlaces automáticos por temática
Haga click para comentar
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
EconomíadeMallorca | El periódico económico de Illes Balears
Economía de Mallorca • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress