• Secciones
  • Más contenidos
  • Buscar
  • Social
  • Iniciar sesión
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Jueves, 23 de marzo de 2017 | Leída 23 veces
REGULACIÓN

Las viviendas vacacionales de Baleares y Canarias harán un frente común

Guardar en Mis Noticias.

Las asociaciones de las dos comunidades que representan a 75.000 vivienas quieren conseguir una regulación justa del aquiler vacacional

Redacción |

[Img #16334]

APTUR-Baleares y ASCAV, asociaciones de alquiler vacacional de las Islas Baleares y de Canarias, que suman más de un millar de socios y representan además de 75.000 viviendas, se unen en su batalla para conseguir una regulación justa del alquiler vacacional adaptada a la realidad.

 

Los dos archipiélagos son potencias y referentes de turismo a nivel mundial y tienen similares características geográficas, económicas y sociales. Aún así, tienen a fecha de hoy unas restricciones no justificadas que se traducen en una práctica prohibición a la vivienda vacacional, que limita no sólo el derecho a la propiedad, sino también el derecho al libre servicio.

 

Ante la desidia de los dos gobiernos autonómicos al dar cobertura legal a una realidad latente y en crecimiento, y para dar seguridad jurídica no sólo a los propietarios e intermediarios de las viviendas, sino también a los millones de turistas que eligen anualmente esta modalidad de alojamiento, empiezan un camino conjunto solicitando audiencia a la Secretaría de Estado de Turismo, Matilde Asián.

 

En Canarias el alquiler vacacional está regulado por el decreto 113/2015 de 22 de mayo. Según ASCAV, este decreto no se ajusta al compromiso del Gobierno de Canarias de llevar todas las viviendas vacacionales de la situación de alegalitat a la de legalidad. El decreto vulnera principios como la libertad de competencia o el derecho al libre uso de la propiedad, y ha generado un caos normativo e inseguridad jurídica.

 

En las Islas Baleares, el borrador de anteproyecto de ley para la reforma de la Ley de Turismo de las Islas Baleares establece techos, zonificaciones y requisitos de difícil cumplimiento para legalizar la vivienda vacacional en general. Establece también licencias de cinco años, revisables en cualquier momento, para viviendas a edificios plurifamiliars, generando inseguridad jurídica.

 

El borrador, además, establece requisitos de aprobación previa por parte de las comunidades de propietarios de las viviendas plurifamiliars, invadiendo competencias estatales y contraviniendo la Ley de Propiedad Horizontal. Por otro lado, la propuesta de zonificación del borrador, que indica que los consejos insulares y el ayuntamiento de Palma decidirán las zonas donde se permitirá la vivienda vacacional, genera inseguridad jurídica.

Haga click para comentar
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
EconomíadeMallorca | Noticias de actualidad económica y la última hora de Mallorca. Palma de  Mallorca
Economía de Mallorca • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress