• Secciones
  • Más contenidos
  • Buscar
  • Social
  • Iniciar sesión
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Viernes, 5 de mayo de 2017
OPINIÓN

Alternativas a los depósitos españoles

Guardar en Mis Noticias.
Marian López |

[Img #16955]

No nos engañemos, pese a las nuevas generaciones, a la hora de invertir, los españoles seguimos siendo conservadores. Sobre todo cuando se trata de nuestros ahorros.

 

Si alguna vez disponemos de algún dinero “sobrante” al que le queremos sacar algo de rentabilidad, las opciones son claras: compra de vivienda para luego alquilarla, o depósitos.

 

Lo habéis leído bien: pese a que los bancos nos ofrezcan cada vez un menor interés por nuestro dinero, aún nos resistimos a arriesgar y apostamos por un producto tan conservador como los depósitos bancarios.

 

En un post de febrero del pasado año, vuestra espía aquí presente, ya se dedicó a “desmigajar” el concepto de depósito así como los diferentes tipos que existen.

 

A modo de recordatorio, os diré que un depósito bancario es un depósito realizado por una persona física o jurídica -denominada depositante-, en una entidad financiera que puede recuperar, en su caso con los intereses generados, de acuerdo a las condiciones reflejadas en el contrato de apertura de dicho depósito.

 

Entre los tipos de depósitos, en este post nos centraremos en los denominados depósitos a plazo En este tipo de depósito, el cliente entrega al banco una cantidad de dinero durante un tiempo determinado. La entidad financiera a cambio, nos pagará un interés sobre ese capital que le hemos prestado.

 

Para que seáis conscientes del panorama actual sólo daré un dato: el interés medio de los plazos fijos a un año, según los últimos datos del Banco de España, se sitúa en un mínimo del 0,08%.

 

Si lo calculamos con números reales, veremos que por cada 5.000 euros guardados en depósitos, podremos obtener la nada despreciable cifra de… ¡4 euros al año!.

 

Visto así, el panorama al que se enfrenta el inversor conservador, es bastante triste.

 

Gracias a la tecnología fintech (apps financieras) podemos buscar alternativas a los depósitos más allá de España. La plataforma Raisin (con sede en Berlín) nos ofrece un abanico de depósitos repartidos entre 6 entidades europeas.

 

Los plazos de estos depósitos (27 en total) van desde los 6 meses a los 10 años y el tipo de interés máximo se sitúa actualmente en el 1,64% TAE.

 

Como podréis comprobar “no es para tirar cohetes” pero si lo que buscáis es un depósito, esta podría ser una opción. Pasamos de los 4 euros al año por cada 5.000 euros, a 82 euros al año: la diferencia es obvia.

 

Os citaré tres de los mencionados depósitos, todos ellos del Banco Atlántico Europa con 100.000 euros por titular garantizados por el Fondo de Garantía de Depósitos Portugués.

 

  • Depósito a 5 años . A partir de 5.000 euros y hasta un máximo de 100.000. Permite cancelación anticipada con penalización y ofrece un tipo de interés del 1,64% TAE.

 

  • Depósito a 3 años. Desde 5.000 euros y hasta 100.000, ofrece un tipo de interés del 1,28% TAE.

 

  • Depósito a 1 año. Al igual que los anteriores, se puede contratar a partir de 5.000 euros y hasta 100.000 euros. Permite cancelación anticipada y ofrece un tipo de interés del 1,25% TAE.

 

Como habréis comprobado a lo largo de estas líneas, queda claro que si lo que buscáis es obtener mayor rentabilidad para vuestros depósitos la opción es "emigrar" a depósitos de otros países europeos donde los tipos de interés han bajado menos que en España.

 

Pero ¿es esta la solución a vuestras inversiones?. Sin duda alguna es un a opción, pero no la solución.

 

Quizás para aquellos que estéis dispuestos a sacar rendimiento a vuestro dinero, os toque exponeros un poco más a la renta variable a través de productos como fondos de inversión.

 

Dentro de los depósitos también existen los depósitos combinados y los estructurados. Los primeros invertirían parte de vuestro dinero en un depósito y parte en un fondo de inversión (se tienen que contratar ambos productos a la vez).

 

Respecto a los depósitos estructurados, su rentabilidad depende de la acción/es, fondos o índices en Bolsa a los que vaya ligado el depósito. Según evolucionen éstos, así evolucionará la rentabilidad del producto.

 

Si disponéis de algún dinero y os apetece saber qué opciones existen para obtener rentabilidad, no dudéis en contactar conmigo a través de nuestra página web www.garciaslopezasesores.es.

 

Ya os adelanto que riesgo y rentabilidad van siempre unidos, por tanto "a mayor rentabilidad, mayor riesgo". Una máxima que todos los que nos dedicamos al apasionante mundo financiero, tenemos bien presente.

 

La semana que viene estaré de nuevo con todos vosotros. Hasta entonces, por favor, sed felices.

Artículos de opinión relacionados
Haga click para comentar
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
EconomíadeMallorca | El periódico económico de Illes Balears
Economía de Mallorca • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress