• Secciones
  • Más contenidos
  • Buscar
  • Social
  • Iniciar sesión
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Jueves, 20 de julio de 2017 | Leída 25 veces
RECICLAJE

El 100% del aceite industrial usado recogido en Baleares se reaprovecha

Guardar en Mis Noticias.

El año pasado, Sigaus que gestiona este residuo, recogió más de 3.000 toneladas de aceites industriales usados siendo los talleres mecánicos los principales aportadores

A.F. |

[Img #18067]

Hasta 3.082 toneladas de aceites industriales usados. Esta es la canditad que recogió en la Comunidad durante 2016. SIGAUS, el Sistema encargado de gestionar el aceite industrial usado en España, puso en marcha a través de su red de gestión 3.743 operaciones de recogida para la recuperación de este residuo peligroso generado en 63 municipios baleáricos, en los que se atendió a 1.577 establecimientos productores.

 

Más de la mitad fueron talleres mecánicos en los que se generó el 41% del volumen total del residuo recuperado en esta comunidad. Cumpliendo con los objetivos ecológicos legales, el 100% del residuo recuperado fue valorizado y destinado a los distintos procesos de tratamiento para su total aprovechamiento como materia prima, evitando con ello su impacto nocivo sobre el medio ambiente.

 

En Illes Balears se consumieron el pasado año 5.068 toneladas de aceites industriales, el 6,6% más que en 2015, un volumen que representa el 1,7% del total de lubricantes comercializados en España por las empresas fabricantes adheridas a SIGAUS.

 

Además de ser un producto que se utiliza principalmente en los sectores de la automoción y la industria, los aceites industriales tienen presencia en otras actividades empresariales muy heterogéneas, como el transporte, la construcción, la agricultura, o cualquier actividad en la que se requiera el uso de compresores, turbinas o engranajes, y donde el uso de aceites lubricantes se utiliza para refrigerar, aislar o disminuir la fricción entre las piezas de las maquinarias.

 

Esta versatilidad hace que el residuo resultante del aceite tras su vida útil se genere de manera muy fragmentada y dispersa, tanto desde el punto de vista de los establecimientos productores como del territorio, lo que implica una recogida de gran complejidad logística.

 

A ello se suma que el aceite industrial usado es un residuo altamente contaminante debido a la presencia de hidrocarburos, metales pesados y otras sustancias tóxicas en su composición, por lo que es precisa su correcta gestión para evitar sus efectos nocivos sobre la salud y el medio ambiente.

 

Los talleres son en  Balears la principal actividad generadora de aceite usado, pues representan el 58% de los puntos productores atendidos, un total de 912 establecimientos. En ellos se recuperaron durante el pasado año 1.265 toneladas de aceites usados, el 41% del volumen total recogido. Esto se debe a que se trata de un sector que destaca con claridad en esta comunidad por ser el que mayores cantidades de aceites lubricantes consume, el 57% de la cantidad total comercializada en esta región.

 

La industria es la segunda actividad productora con mayor generación, constituye el 10% de los puntos productores atendidos, un total de 161 instalaciones en las que se recogieron 830 toneladas de aceites usados, el 27% de la cantidad total recogida. Además de en estos dos principales sectores generadores, SIGAUS atendió la recogida de 987 toneladas de aceite usado en actividades tan diversas como el transporte, hostelería, agricultura, construcción o comercio, entre otras, en suma 504 puntos productores de muy diversa índole que de forma agregada representan el 32% del total de productores.

 

 

Los aceites usados que no son aptos para ser regenerados, generalmente aceites utilizados en el sector industrial que contienen una alta cantidad de otras sustancias (agua y metales) que dificultan su regeneración, se tratan para su posterior valorización energética.

 

El producto resultante, un combustible de uso industrial de características similares al fuel óleo, se utiliza frecuentemente en industrias con hornos que deben suministrar una gran cantidad de energía, como los que suele haber en papeleras, cementeras y otras industrias de materiales de construcción (cerámicas, yeso, áridos) o en centrales térmicas de cogeneración eléctrica.

 

Durante el pasado año, las 92 toneladas destinadas a valorización energética permitieron la generación de una energía equivalente a 1 GWh, suficientes como para abastecer el consumo anual de 234 hogares de Illes Balears.

Haga click para comentar
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
EconomíadeMallorca | Noticias de actualidad económica y la última hora de Mallorca. Palma de  Mallorca
Economía de Mallorca • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress