La referencia digital de quienes toman las decisiones
Domingo, 24 de septiembre de 2017
Secciones
  • Secciones
  • Más contenidos
  • Buscar
  • Social
  • Iniciar sesión
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Miércoles, 13 de septiembre de 2017 | Leída 104 veces
OPINIÓN

Cómo eliminar el aburrimiento que causa fatiga, preocupación y resentimiento

Guardar en Mis Noticias.
Jaime Lladó | Director general de Dale Carnegie |

[Img #18690]
Voltaire decía: “Nuestro peor enemigo es el aburrimiento”. Una gran verdad. Raramente nos aburrimos cuando hacemos algo interesante y atractivo y nos sentimos desmotivados cuando estamos trabajando en algo que no nos gusta o en algo en lo que no disfrutamos.


En cambio, piénsalo, cuando practicamos deporte, cuando hacemos actividades que nos gustan y pasamos un buen rato, por lo general no nos aburrimos. En consecuencia, no sentimos fatiga o preocupación alguna y se eliminan los pensamientos negativos que se sustituyen pensamientos optimistas.


Está científicamente probado que la presión sanguínea y el consumo de oxígeno decrecen realmente cuando una persona está aburrida y que el metabolismo en su conjunto se acelera en cuanto esa misma persona empieza a sentir interés y placer por su trabajo. Así existe una estrecha relación entre el estado de aburrimiento y el cansancio físico y psíquico, además de la preocupación.


Nuestra fatiga tiene más frecuentemente la preocupación, la frustración y el resentimiento como causa que el propio trabajo en si. Al no hacer nada, nos sentimos cansados e inútiles, lo que se traduce en pensamientos negativos y preocupaciones.


En el momento que decidimos no hacer nada, en vez de leer, salir a correr o a pasear o tomarnos tiempo con nuestros amigos, estamos aceptando pasivamente que nos inunden nuestras preocupaciones.  


De ese modo, teniendo los pensamientos acertados, podrás hacer cualquier tarea positiva. Ser productivos puede duplicar nuestra felicidad en el trabajo y en nuestra vida. Toma el consejo de Dale Carnegie: si te interesas por tu trabajo y por lo que haces, apartarás la mente de tus preocupaciones y a la larga obtendrás beneficios, en tu trabajo y en tu entorno.

Artículos de opinión relacionados
Jaime Lladó | Director general de Dale Carnegie
Jaime Lladó | Director general de Dale Carnegie
Haga click para comentar
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
EconomíadeMallorca | Noticias de actualidad económica y la última hora de Mallorca. Palma de  Mallorca
Economía de Mallorca • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress