• Secciones
  • Más contenidos
  • Buscar
  • Social
  • Iniciar sesión
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Lunes, 25 de septiembre de 2017
OPINIÓN

Hablar en público con el corazón

Guardar en Mis Noticias.
Jaime Lladó | Director general de Dale Carnegie |

[Img #18871]

Para dominar el arte de hablar en público... tómate años de preparación.

 

No. No es una broma, ni una exageración. Quítate de la cabeza estudiar durante 10 minutos una presentación o una charla. Sigue leyendo y vas a entender por qué se necesita una vida para poder hablar con éxito de algo.


Verás, para transmitir cualquier idea con éxito es fundamental hablar de aquello que conoces, de algo que te interesa y de lo que has tenido profundo conocimiento durante tu vida. Si te refieres a experiencias o vivencias personales transmitirás un mensaje mucho más creíble y cercano que impactará a los oyentes.


En uno de los cursos de Dale Carnegie Training en Nueva York asistió Gay Kellog, una ama de casa que jamás había hablado en público. Se levantó y se dirigió a sus compañeros: “Lo que más tengo que lamentar en la vida es el no haber conocido el amor de una madre. Me crie con mis tías y otros familiares, nunca tuve el apoyo ni el interés de alguien en mí, ni en mis estudios. Anhelaba tener a alguien conmigo, que se volcara en mis estudios, que me pidiera el cuaderno de calificaciones, pero pasé mi infancia emocionalmente sola” citaba.

 

Ese día, Gay Kellog, que nunca había hablado ante una audiencia, cautivó a sus compañeros que quedaron conmovidos por su historia.   

 

Ella nunca pasó ni un minuto preparando esa charla, le salió de dentro. Esa charla se fue preparando a medida que ella vivía su trágica historia. Esos recuerdos, imborrables para ella, lo serán también para los oyentes a los que se la transmitió.


Cuando presentes cualquier idea, intenta darle una pátina con tu experiencia personal. Introduce pinceladas personales de vivencias reales en tu historia y percibirán a un comunicador sensible, cercano y veraz.

Artículos de opinión relacionados
Jaime Lladó | Director general de Dale Carnegie
Jaime Lladó | Director general de Dale Carnegie
Haga click para comentar
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
EconomíadeMallorca | El periódico económico de Illes Balears
Economía de Mallorca • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress