La referencia digital de quienes toman las decisiones
Martes, 21 de noviembre de 2017
Secciones
  • Secciones
  • Más contenidos
  • Buscar
  • Social
  • Iniciar sesión
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Lunes, 30 de octubre de 2017 | Leída 60 veces

BCE y tecnológicas impulsan a las Bolsas

Guardar en Mis Noticias.
Juan Carlos Ureta |

Efectivamente, como pensábamos la semana pasada, la reunión del BCE y la rueda de prensa posterior de Draghi han sido decisivas para rescatar a las Bolsas europeas del letargo y para animar también al resto de las Bolsas mundiales. A ese impulso del BCE se han unido, ya en la sesión del viernes, los magníficos resultados trimestrales presentados por varias grandes compañías tecnológicas y la buena cifra del crecimiento del PIB americano en el tercer trimestre, sin olvidar la consolidación de Xi Jinping en China tras el Congreso del partido comunista, y los avances en la designación del nuevo presidente de la Fed y en la reforma fiscal en EE.UU.

 

Todo ello ha dado como resultado una nueva semana de subidas en las Bolsas, subidas porcentualmente no muy altas pero que se acumulan a las que venimos viendo de forma muy consistente y lineal desde principios de septiembre. La diferencia esta semana es que las Bolsas europeas, con excepción de la española, son las que mejor se han comportado, tras una rueda de prensa el jueves en la que Draghi volvió a demostrar su talento para comunicar a los mercados lo que quieren oír.

 

Las subidas semanales han sido del 2,3% para el Cac, del 1,7% para el Dax, del 1,4% para el Mib italiano y del 1,3% para el Eurostoxx, que ha logrado superar el mal comportamiento de los valores españoles. En concreto, Telefónica, pese a presentar buenas cuentas y reducir deuda ha caído casi un 2% en la semana y BBVAha caído el 1,7% pese a anunciar un incremento del 23% de su beneficio hasta septiembre. Las Bolsas americanas han tenido subidas semanales muy ligeras, del 0,2% el S&P y del 0,5% el Dow, siendo la excepción el Nasdaq, que en la semana ha ganado el 1% impulsada como decíamos antes por las grandes tecnológicas. El Nikkei por su lado ha celebrado la renovación de Shinzo Abe con una subida semanal del 2,6% y en emergentes el panorama es mixto, pero el MSCI Emerging Markets ha caído el 0,85% en la semana.

 

Las Bolsas europeas y americanas siguen así la racha positiva pos veraniega, y, salvo el Ibex, van a cerrar un octubre muy bueno tras un septiembre también bueno. El Dax acumula ya una subida de más del 10% desde sus mínimos de agosto, y el S&P acumula más del 6% de subida desde esos mínimos.

 

Los motores de las alzas son los buenos datos económicos (el FMI ha certificado el crecimiento de la economía global del 3,5%) y los resultados empresariales, pero sobre todo lo que anima a tomar riesgo es la convicción de que la política monetaria va a continuar siendo básicamente acomodaticia, convicción en la que tiene mucho que ver la ausencia de tensiones inflacionistas, pese a la enorme inyección de liquidez de los últimos años. El misterio de la "inflación desaparecida" puede tener sus explicaciones, como la presión a la baja que la globalización ejerce sobre los costes salariales o la revolución digital que erosiona los márgenes y hace bajar los precios, pero lo cierto es que, por la razón que sea, la inflación se mantiene baja en la zona euro y en Japón y eso mueve al BCE y al Banco de Japón a seguir con sus estímulos monetarios.

 

Sin embargo, hay ya algunas señales de que eso puede cambiar. En Inglaterra la inflación está cerca del 3% y en EE.UU. en el 2,3%, en ambos casos por encima del objetivo del 2%. Eso hace especialmente interesantes las reuniones de la Fed y del Banco de Inglaterra esta semana. Se reúne también el Banco de Japón, pero en este caso no cabe esperar nada que no sea la continuidad en sus políticas de expansión cuantitativa del dinero.

 

La semana a caballo entre octubre y noviembre se presenta muy intensa para los mercados.

 

En EE.UU. tenemos la reunión de la Fed, el informe de empleo de octubre, los ISM de manufacturas y servicios de octubre, la posible nominación del futuro presidente de la Fed, el también posible inicio de la reforma fiscal en el Congreso, y además los resultados de Facebook, Tesla o Qualcomm, entre otras. En la zona euro se publican el PIB del tercer trimestre, el IPC de octubre (anterior 1,5%) y el PMI manufacturero y continúan las publicaciones de resultados (ING, Sanofi, Royal Dutch...). China también publica sus PMIs de octubre, tanto los oficiales como los privados que elabora Caixin.

 

De todo ello, lo más importante será, de nuevo, la política y los mensajes de los Bancos Centrales. Esos dos factores van a determinar el curso de las Bolsas esta próxima semana, incluso por encima de los resultados empresariales. La evolución de la situación en Cataluña, el apoyo o no del Congreso americano al proyecto de reforma fiscal de Trump, y sobre todo los mensajes de la Fed como Banco central líder y del Banco de Inglaterra, como indicador adelantado del rumbo que tomarán otros Bancos centrales, son elementos esenciales para los inversores, que, como antes decíamos, están muy convencidos de que pueden contar los próximos años con un entorno monetario amable.

 

Los Bancos Centrales están haciendo un trabajo de comunicación extraordinario, no cabe duda, y una muestra más la dio Draghi el pasado jueves. Si llega el día en el que haya que comunicar cosas menos agradables se pondrá a prueba de verdad la posibilidad de una normalización monetaria "suave", pero muchos empiezan a pensar que ese día va a tardar mucho en llegar, en línea con lo que dijo Draghi el jueves pasado. En EE.UU. los mercados descuentan solo dos subidas de tipos de aquí a finales de 2018, frente a las cuatro anunciadas por la Fed. El miércoles podremos tener más datos para saber cuál de estas dos visiones es correcta y para ver cuál es la reacción de las Bolsas.

 

Tras el tirón de las Bolsas europeas de estos últimos días apostaríamos por una semana tranquila, con el dólar estabilizándose en los niveles actuales. Las Bolsas, como decíamos la semana pasada, parecen haber descontado todo lo bueno que se pueda producir. Pero siempre hay excepciones, y si la semana pasada esas excepciones eran las Bolsas europeas, que son precisamente las que han subido estos últimos cinco días, ahora la excepción es la Bolsa española, castigada por la situación en Cataluña.

 

Aprovecharíamos los recortes en la Bolsa española para ir tomando posiciones.

Haga click para comentar
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
EconomíadeMallorca | Noticias de actualidad económica y la última hora de Mallorca. Palma de  Mallorca
Economía de Mallorca • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress