• Secciones
  • Más contenidos
  • Buscar
  • Social
  • Iniciar sesión
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Jueves, 7 de diciembre de 2017 | Leída 116 veces
ALIMENTACIÓN

Las famílias con hijos siempre tienen en casa pan payés, tomate y sobrasada

Guardar en Mis Noticias.

Las 'galletes d'Oli', las 'panades' y las patatas de Sa Pobla figuran también en el ranking de productos baleares más consumidos elaborado la Conselleria de Agricultura

Tomeu Garcies |

[Img #19957]

El pan payés, los tomates de ramellet, la sobrasada y las galletas de aceite son los productos baleares más consumidos por las familias mallorquinas con hijos, según un estudio de hábitos de consumo elaborado por elaborado por la Conselleria de Medio Ambiente, Agricultura y Pesca.



Este estudio concluye que el 91 % de las familias de Mallorca con niños escolarizados consume pan de payés y tomates de ramellet como mínimo una vez al año.



Éste es el producto balear más consumido por el grupo encuestado, seguido de la sobrasada (88 %), las galletas de aceite (87 %), las empanadas (86 %) y las patatas de sa Pobla (82 %).



Con este estudio se ha querido conocer las preferencias y la actitud de este grupo poblacional. El estudio se ha hecho con 180 familias con niños escolarizados residentes en Mallorca.



De los productos de panadería y pastelería, los cocarrois y los robiols siguen al pan moreno, las galletas de aceite y las empanadas, con el 72 % de familias que los consumen al menos una vez al año.



El llonguet lo consumen el 58 % de los encuestados y el gató, el 56 %. Con respecto a las frutas y verduras, tras los tomates de ramellet y las patatas de sa Pobla aparecen el meló eriçó, con el 71 % de familias que afirman que lo consumen, y los higos secos, con el 39 %.



Con respecto a la carne, aparte de la sobrasada, un 70 % de las familias consume morcilla una vez al año, el 68 % porcella, y el 50 % camaiot.



La pesca es el grupo menos consumido: un 42 % comen llampuga, un 32 % gerret y un 31 % jonquillo. Finalmente, con respecto a los condimentos, un 47 % consume pebre bord mallorquín y un 34 % flor de sal.



Aparte del consumo, el estudio ha analizado la compra de las familias. De los alimentos con denominación de origen protegida (DOP) e indicación geográfica protegida (IGP), el más comprado es el aceite de Mallorca (76%), seguido, por este orden del queso Mahón-Menorca (74 %), la sobrasada mallorquina (70%), la ensaimada (69 %) y la almendra de Mallorca (41 %).



Con respecto a las bebidas alcohólicas se consumen más las hierbas de Mallorca (34 %) que el palo de Mallorca (7 %). En cuanto a los vinos, las familias se decantan por la denominación de origen Binissalem (26 %), el vino de la Terra Mallorca y la Denominación de Origen Pla i Llevant (13%).



Por otra parte, de los productos básicos de la cesta de la compra, más del 60 % de las familias compra alimentos de origen balear (huevos, verdura, fruta y queso), aproximadamente un 50 % compra carne, aceite de oliva, pescado y sal de las islas; un 26 % compra la leche local y el 27 %, el vino.



Además del objetivo principal de conocer lo que se consume, el informe ha estudiado los factores que influyen en las familias en la decisión de la compra de alimentos.



Para los mallorquines, los factores más importante son la frescura del producto, la calidad, la relación calidad-precio y el precio, seguidos de la costumbre y el hecho de encontrar el producto en oferta.



Los factores a los que dan menos importancia son la producción ecológica, la presentación, el origen y la marca.



Si se compara la actitud de las familias con hijos escolarizados con el conjunto de la población de Mallorca, se desprende del estudio que los primeros tienen más preferencia por los alimentos baleares.



También consumen más aceite, sobrasada, ensaimada, oliva y almendra de Mallorca pero menos vinos y otras bebidas alcohólicas. Además, atribuyen más importancia al frescor, la calidad y al el producto ecológico y menos al precio, la presentación o la marca.

Haga click para comentar
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
EconomíadeMallorca | Noticias de actualidad económica y la última hora de Mallorca. Palma de  Mallorca
Economía de Mallorca • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress