• Secciones
  • Más contenidos
  • Buscar
  • Social
  • Iniciar sesión
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Miércoles, 10 de enero de 2018
ENERGÍA

Usar una bombilla LED ahorraría más de 11 euros anuales en la factura

Guardar en Mis Noticias.

Los más beneficiados de esta transición a las bombillas LED serían los alemanes y los daneses, cuya factura sería unos 15,25 euros inferior a la actual

Redacción |

[Img #20422]

La factura eléctrica de los ciudadanos de la Unión Europea (UE) podría ser 10,21 euros más barata cada año si se reemplazaran todas las bombillas tradicionales de 60 vatios por bombillas LED de 10 vatios, informó la oficina estadística comunitaria Eurostat.



Eurostat señala que este ahorro es posible teniendo en cuenta un uso medio de la bombilla de tres horas diarias en un hogar, con un consumo eléctrico anual de entre 2.500 y 5.000 kilovatios.



Por países, los ciudadanos más beneficiados de esta transición a las bombillas LED serían los alemanes y los daneses, cuya factura sería unos 15,25 euros inferior a la actual.



En el extremo contrario, Bulgaria vería la menor reducción de gasto eléctrico, unos 4,78 euros. España registraría un ahorro superior a la media europea, de unos 11,42 euros, el quinto mayor de todos los Estados miembros sólo por detrás de Alemania, Dinamarca, Bélgica e Irlanda.



Los precios de la energía en los países de la UE están condicionados a diversos factores que varían la oferta y la demanda, como la situación geopolítica, la combinación de fuentes de energía de cada Estado miembro, las condiciones meteorológicas o los costes de la red eléctrica, entre otros.



La UE ya prohíbe desde el 1 de septiembre de 2016 comercializar ciertos tipos de bombillas halógenas, una medida que se completará en septiembre de 2018 con la prohibición de las bombillas no-direccionales, es decir, tanto las que tienen forma de pera y se utilizan en estancias, como las que se utilizan en proyectores.



Esta decisión se enmarca en un esfuerzo europeo por reducir el consumo eléctrico y promover el uso de las bombillas LED, que, además de abaratar la factura eléctrica del usuario, son mucho más resistentes que las halógenas, con una vida útil de media de entre 15 y 20 años de uso.

Haga click para comentar
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
EconomíadeMallorca | El periódico económico de Illes Balears
Economía de Mallorca • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress