• Secciones
  • Más contenidos
  • Buscar
  • Social
  • Iniciar sesión
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Martes, 13 de marzo de 2018
ESTUDIO

La productividad de los empleados baleares aumentó un 10% durante la crisis

Guardar en Mis Noticias.

La destrucción de empleo fue mayor que la disminución de la facturación de las empresas según el informe informe “Evolución del tejido empresarial español de 2006 a 2014”, del profesor del IESE, Miguel Angel Ariño

Redacción |

[Img #21402]

La productividad media por empleado en Baleares aumentó un 10% durante los años 2006/2014, pero no porque se vendiera más, sino porque la destrucción de empleo (un 23% de puestos de trabajo) fue mayor que la disminución de la facturación de las empresas (un 15%).

 

Sin embargo, la productividad varió según los sectores. Así, en el sector Industrial aumentó un 19% y el de Servicios un 10%. Por el contrario, el de Agricultura descendió un 3% y la Construcción descendió un 11%.

 

Estos datos se desprenden del Informe “Evolución del tejido empresarial español de 2006 a 2014” elaborado por el profesor del IESE, Miguel Angel Ariño, con el objetivo de analizar la situación de la empresa española en el año 2006, antes de iniciarse la última crisis económica, y su comparación en el año 2014, una vez superada esta recesión, y ofrecer por tanto una descripción de cómo ha evolucionado el tejido empresarial español.

 

Para su elaboración, se han examinado las empresas contenidas en la base de datos SABI (Sistema de Análisis de Balances Ibéricos), que elabora Informa D&B (la cual no contempla el sector financiero ni el asegurador). El estudio tampoco ha recogido el sector público, el trabajo de los autónomos ni el conjunto de minipymes, que en España está constituido por, aproximadamente, medio millón de compañías con un promedio de dos empleados.

 

En términos absolutos, la facturación media en Baleares pasó de ser de 1.931.578 euros en ventas por persona empleada (2006) a 1.819.769 (2014), lo que supone un descenso del 6%. En el caso del sector de la Industria, el nivel de facturación aumentó hasta 1.866.884 en 2014 euros de ventas por empleado (aumento del 2%). Este dato contrasta con el del sector de la Construcción que bajó de 1.281.295 euros en 2006 a 747.226 (-42%) por persona empleada.

 

Es destacable el hecho de que durante los años 2006 a 2014 se produjo una aumento del número de empresas en el sector de la Agricultura en Baleares, lo que supone un aumento del 32%. Este dato sitúa a Baleares como la Comunidad que más empresas ha generado este en este periodo.

 

La disminución de empresas afectó de manera dispar a los diferentes sectores. Por ejemplo, en el sector de la Agricultura, el número de empresas aumentó un 32%, mientras que en la Construcción desaparecieron un 34%. En la Industria, las empresas descendieron un 14%. En cuanto al sector de Servicios, también descendió, pero sólo en un 2%.

 

El sector de la Construcción redujo un 56% sus puestos de trabajo. Por su parte, la Industria perdió un 27% de sus empleados y los Servicios un 15%, mientras que el sector de la Agricultura aumentó un 27% en este periodo (0%).

 

A nivel global, la facturación total de las empresas en Baleares cayó un 15% durante este periodo. En el caso de la Construcción, el descenso fue del 61% y la Industria un 13%. Por su parte, los Servicios cayeron un 7%, mientras que la Agricultura experimentó un importante ascenso del 23%.

 

El sector de la Construcción ha sido el más castigado durante la crisis en la Baleares, perdiendo el 34% de sus empresas y el 56% de los empleos.

 

En cuanto a los distintos sectores, el sector de la Agricultura no resultó afectado durante este periodo. De hecho, aumentó el número de compañías en un 32%, y los porcentajes referentes al empleo fueron de un 27%. En cuanto a facturación, la total subió un 23%, porcentaje en Baleares.  

 

Por su parte, el sector Industrial disminuyó un 14% el número de empresas y perdió algo más de 5 mil empleos, lo que se traduce en un descenso del 27%. La facturación total bajó un 13%, mientras que la productividad del empleado creció un 19%, lo cual equivale a un aumento de las ventas por trabajador de unos 27.771.

 

El sector de Servicios descendió un 2% su número de empresas y el empleo decreció un 15%;  la facturación total del sector descendió un 7% y, sin embargo, la productividad del empleado subió un 10%, de modo que las ventas por trabajador subieron de los 139.391 euros en 2006 a los 153.744 en 2014. El tamaño medio de las compañías se redujo en -2,1 empleados y la facturación media de las mismas experimentó un descenso del 5%.

 

El sector de la Construcción ha sido el más castigado durante la crisis en la Baleares, perdiendo el 34% de sus empresas y el 56% de los empleos.

Haga click para comentar
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
EconomíadeMallorca | El periódico económico de Illes Balears
Economía de Mallorca • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress