La referencia digital de quienes toman las decisiones
Miércoles, 26 de septiembre de 2018
Secciones
  • Secciones
  • Más contenidos
  • Buscar
  • Social
  • Iniciar sesión
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Jueves, 22 de marzo de 2018
OPINIÓN

Stephen Hawking

Guardar en Mis Noticias.
Jaime Lladó | Director general de Dale Carnegie |

[Img #21545]

Me levanté temprano para tomar el AVE y, mientras engullía un café a toda prisa, vi la noticia: “Stephen Hawking ha fallecido a los 76 años”.

 

Me quedé absorto pensando en este personaje. Le diagnosticaron una enfermedad neurodegenerativa con apenas 20 años y un futuro de apenas 3. Cualquiera hubiera tirado la toalla, pero él, pese a todo, se graduó primero, se doctoró después y más tarde formó una familia y lideró los estudios científicos más reveladores desde la teoría de la relatividad de Einstein.

 

Sin duda, es un ejemplo genial de inteligencia social puesto que Hopkins poseía los tres ingredientes necesarios para ello.

 

¿Cuáles son estos ingredientes?

 

El primero de ellos, es el conocimiento. Sin duda el científico tenía conocimientos de sobra para ser reconocido y seguido por los demás profesionales de su sector.

 

El segundo ingrediente es la experiencia acumulada tras años en la investigación científica que, sin duda, le otorgaron la capacidad de tomar decisiones, leer y analizar cálculos o de enfocar los problemas.

 

Pero lo que realmente diferencia a los líderes, lo que distingue a los que tienen inteligencia social de los que no la tienen, es la capacidad de empatizar, influenciar y motivar a las personas.

 

Siempre sentí una admiración absoluta por la capacidad del Dr.Hawking para llegar a todo el mundo teniendo en cuenta que no podía hablar, sólo podía mover el párpado y mejilla derechos y que, para más inri, su campo de conocimiento era de un nivel técnico al alcance de unas pocas mentes privilegiadas. Pese a eso, todos le conocían porque era capaz de explicar sus teorías a cualquier nivel. Incluso escribió un libro para niños en los que les contaba su teoría sobre los agujeros negros de forma amena y comprensible.

 

Descansa en paz, estimado Dr.Hawking.

Artículos de opinión relacionados
Jaime Lladó | Director general de Dale Carnegie
Jaime Lladó | Director general de Dale Carnegie
Haga click para comentar
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
EconomíadeMallorca | El periódico económico de Illes Balears
Economía de Mallorca • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress