• Secciones
  • Más contenidos
  • Buscar
  • Social
  • Iniciar sesión
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Jueves, 22 de marzo de 2018
RECURSOS

En Baleares somos cautos en el consumo de agua

Guardar en Mis Noticias.

El consumo medio de los hogares es de 119 litros por habitante y día frente a la media de consumo nacional que se sitúa en los 132 litros por habitante y día

Redacción |

[Img #21555]

Hoy,  22 de marzo, se celebra el Día Mundial del Agua, para recordar la importancia de su cuidado. El agua es un elemento esencial para el desarrollo sostenible. El agua propicia el bienestar de la población y tiene un impacto positivo en la vida de todas las personas del planeta.

 

La celebración este año se centra en explorar cómo la naturaleza puede ayudarnos a superar los desafíos que plantea el agua en el siglo XXI. Los problemas medioambientales, junto con el cambio climático, provocan las crisis asociadas a los recursos hídricos que ocurren en todo el mundo.

 

En la actualidad 2.100 millones de personas no tienen acceso a servicios de suministro de agua potable segura, según los datos de la Fundación Aquae. El cambio climático y el aumento previsto de la población mundial, convierte al sector del agua en estratégico.

 

El uso racional del agua depende en gran medida de que evitemos el derroche. Podemos observar que el consumo medio de los hogares es de 132 litros por habitante y día y en  Baleares no pasa de 119, pese a ser una ciudad con una notable presencia de viviendas residenciales y de establecimientos hoteleros. Un cambio en el modelo de consumo encaminado a la sostenibilidad que ha hecho que el consumo medio de agua en Baleares haya bajado tanto que ya se sitúe por debajo de la media nacional.

 

Los residentes en Baleares son conscientes que el agua es un bien escaso, ahorrando más que nunca en el consumo de este suministro de primera necesidad. Pero pese a esa disminución del consumo, los residentes en Baleares pagan las facturas del agua más caras de España.

 

Según un estudio de la Organización de Consumidores (OCU), los residentes del Levante y Sur pagan las facturas más caras, siendo Alicante, Baleares, Cádiz, Huelva y Tarragona, con más de 400 euros, las provincias con los costes más elevados.

 

Por este motivo, para los hogares de los residentes de las Baleares es muy importante tomar medidas de ahorro de agua para revertir la situación. Por este motivo, la plataforma Habitissimo ofrece una serie de sencillos consejos permiten ayudar a la preservación del agua y del medio ambiente y a la vez ahorrar en la factura del agua.

Casi todos sabemos ya que, ante la elección de baño o ducha, lo que más agua gasta es el baño. Hay que tener en cuenta que el gasto de agua cuando llenamos la bañera es de entre 150-250 litros de agua, frente a los 50-100 litros que gastamos con la ducha. Es decir, ducharse consume 15 veces menos agua que un baño. Otra opción para ahorrar es instalar un adaptador de ahorro para la ducha, son unos aparatos muy fáciles de instalar que se adosan a la alcachofa de la ducha y regulan la salida del agua de forma que no se desperdicie.

 

Apagar el grifo mientras nos enjabonamos es otra medida que se debe incorporar a nuestras rutinas. En invierno puede ser algo molesto si nuestro baño tiene salida al exterior, porque la sensación térmica es más baja, pero verano apagar el grifo durante el enjabonado es algo que no nos costará demasiado y podemos ahorrar hasta el doble de agua. Lo mismo ocurre cuando nos lavamos los dientes, lavárselos sin cerrar el grifo supone de media 30 litros de agua al día, en cambio cerrandolo, 1,5 litros.

 

Para poder reducir el gasto de agua en la cocina se debería utilizar el lavavajillas y la lavadora sólo cuando estén lleno. Hay que tener en cuenta que el gasto de agua a la hora de limpiar los platos con el lavavajillas es de entre 18 y 50 litros. Sin embargo si se lavamos los platos con las manos el gasto es de 100 litros.

 

Por otra parte, debemos comprar detergentes con pocas sales y fosfatos para lavadoras y lavaplatos, ya que vertidos en grandes cantidades pueden afectar al funcionamiento de las plantas depuradoras. Otra opción para ahorrar agua es incorporar en casa un tratamiento anticalcáreo, que no sólo ablandan el agua y protegen las tuberías, sino que también nos permitirá ahorrar energía.

 

El ahorro en el regado del jardín no se limita únicamente a cuidar cada gota de agua que cae en el suelo, sino que una buena elección de las plantas del jardín. Cada lugar del mundo tiene sus peculiaridades en el clima, y una buena forma de saber qué plantas elegir para un jardín consiste en algo tan simple como recorrer los jardines de los vecinos y ver qué plantas tienen más éxito en el vecindario. El riego por goteo es uno de los sistemas que más éxito tiene en los pequeños y medianos jardines. Ajustar el caudal y el tiempo del riego automático con el objetivo de evitar que el agua llegue hasta la calle.Otra opción, cada día más utilizada es instalar un detector de lluvia en el riego automático para evitar que se ponga en marcha de forma innecesaria.

Haga click para comentar
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
EconomíadeMallorca | El periódico económico de Illes Balears
Economía de Mallorca • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress