• Secciones
  • Más contenidos
  • Buscar
  • Social
  • Iniciar sesión
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Martes, 24 de abril de 2018
REPORTAJE

España sí que encuentra patrocinadores para el Mundial

Guardar en Mis Noticias.

En un Mundial en el que a la FIFA le está costando mucho lograr los patrocinios necesarios, la selección española sigue ampliando su mercado y podría anunciar nuevas firmas en las próximas semanas

Redacción |

[Img #22027]

En un Mundial en el que a la FIFA le está costando mucho lograr los patrocinios necesarios, la selección española sigue ampliando su mercado y podría anunciar nuevas firmas en las próximas semanas.

 

La FIFA está teniendo graves problemas para rellenar el hueco de los patrocinadores que necesita para el Mundial de Rusia. Muchas firmas que sí que estuvieron en la edición de Brasil 2014 han abandonado al torneo en busca de otro tipo de patrocinios.

 

En una de las citas más igualadas que se recuerda, en la cual Brasil, Francia, Alemania y España parten como principales favoritos en las apuestas de fútbol para alzarse como campeones, el máximo organismo del deporte rey no está logrando los objetivos económicos marcados por ellos mismos.

 

Sí que es verdad, que cada edición que pasa le sale más caro a la FIFA organizar el Mundial, pero esto no es una excusa como para no encontrar a los patrocinadores necesarios. Parece que algunas empresas prefieren apostar por el fútbol europeo o incluso por selecciones antes que por ser las firmas oficiales del Mundial de Rusia. Eso sí, aún queda mucho tiempo para que Giovanni Infantino logre alcanzar su objetivo y amplíe el número de empresas que aportarán para el torneo.

 

Con otro punto de partida muy diferente está la selección española. El equipo dirigido por Julen Lopetegui ha creado una gran expectación tanto en el país como en el resto del mundo. Las sensaciones son muy buenas y similares incluso a las del Mundial de Sudáfrica donde la roja acabó como campeona por primera vez en su historia.

 

Quizás por esta razón, o porque en España se vive en fútbol como en muy pocos lugares, parece que a la Federación no le está costando mucho encontrar nuevas firmas que les proporcionen el dinero y los medios necesarios para llevar a los nuestros al Mundial.

 

Parece que la roja habría encontrado varios posibles nuevos patrocinadores. Se habla de firmas inminentes de contratos de larga duración con empresas como Los Vinos de la Rioja, SEAT o incluso Disney. Las dos primeras marcas son españolas y estarían muy interesadas en poder aparecer en anuncios o en ciertas partes de la indumentaria de la roja, mientras que la empresa de animación estadounidense podría haber optado por patrocinar a España debido al gran nivel futbolístico que ha mostrado en los dos últimos años. Cabe recordar que Estados Unidos se quedó fuera del Mundial y por esa razón, empresas del país deberán tirar por otras vías si quieren estar presentes en Rusia el próximo verano.

 

Los tres contratos estarían ya prácticamente cerrados aunque a falta de firma, debido a la situación que la Real Federación Española de Fútbol vive en la actualidad. Después de la salida de Ángel María Villar de la presidencia, la RFEF vive ante la incógnita de conocer si este trámite fue legal y de quién será su nuevo presidente. José Luis Larrea y Luis Rubiales parece que serán los dos candidatos a unas elecciones que necesitan producirse cuanto antes por el bien de todos.

 

En medio de esta falta de dirigente, el resto de la Federación sigue trabajando de cara al Mundial. En los últimos meses se ha logrado renovar los patrocinios con Pelayo, que ya lleva 10 años con la roja, y de Movistar, mientras que están a la espera de poder anunciar nuevos sponsors. Ambos como mínimo estarán hasta el Mundial de Rusia, aunque la buena sintonía entre las dos marcas y la RFEF hace que estos contratos pudieran seguir alargándose en el tiempo.

 

Todo esto en medio de un cambio radical que han tenido las empresas sobre los patrocinios en el fútbol, como la misma FIFA lo está sufriendo, hecho que le da una mayor importancia a lo logrado por la RFEF. Actualmente no es fácil conseguir sponsors en las competiciones internacionales de selecciones, ya que parece que la idea de las empresas tira más hacia los campeonatos de clubs y sus equipos.

 

Sin ir más lejos, la Champions League cada año consigue nuevos patrocinios sin problemas, algo que no logra la misma UEFA para las Eurocopas. Otro ejemplo son las sumas astronómicas que las empresas están pagando a los equipos más laureados o incluso a los mejores jugadores en el deporte rey, mientras que el terreno de países y campeonatos internacionales comienza a quedar un poco atrás.

 

A falta de poco tiempo para el comienzo del Mundial, la FIFA necesita cerrar más acuerdos para no tener un problema económico serio. Se ha aumentado el dinero que se pagará a las selecciones en un 12% aproximadamente con respecto al Mundial de Brasil. Un total de unos 344 millones de euros será lo que se repartan entre los equipos participantes. Todos recibirán cerca de dos millones por participar, mientras que si pasas la fase de grupos ya sumarás otro ocho. Por cada ronda que sigas ganando esta cantidad irá aumentando hasta un total de unos 32 millones de euros que se llevará el campeón del torneo.

 

Con estas cifras, queda claro que la FIFA necesitará un mayor ingreso económico que el recibido en el 2014. Algo que de momento no está consiguiendo. Aunque, como ya hemos dicho, aún tiene tiempo para concretar más acuerdos con otras empresas que le permitan solventar la situación sin dificultad.

 

Una de las claves del fútbol moderno y su economía está siendo el mercado asiático. Tanto a nivel deportivo como de patrocinio, en esta zona del mundo se está invirtiendo mucho dinero en el fútbol, algo que ha aprovechado Giovanni Infantino en la preparación para este Mundial de Rusia.

 

La FIFA tiene varios escalones de patrocinio. En el primero, por el momento cuenta con siete marcas, esperando poder concretar el hueco de la octava con el tiempo suficiente para incluirla en la Copa del Mundo. Entre ellos Wanda Group y la alianza entre Hyundai y Kia son asiáticos. De los dos contratos, destaca el de la primera empresa que está metiéndose en los últimos años de lleno en el fútbol, dando, entre otras cosas, el nombre al estadio del Atlético de Madrid (Wanda Metropolitano).

 

En el segundo grupo, de cinco empresas que hay, tres son de Asia. Hisense, Vivo y Mengniu se han incorporado a la FIFA en los últimos meses. Su intención no es otra más que la de abrirse al mercado occidental y darse a conocer en continentes donde quizás no estaban tan bien representadas. Eso sí, en este grupo destaca la ausencia de Sony, una firma importante que ha preferido estar más presente en la Champions League, por ejemplo.

 

En definitiva, parece que el mercado asiático, y más concretamente el chino, sigue creciendo en el mundo del fútbol. Ya no solo es mediante fichajes extremadamente caros o fichas increíbles para jugadores normales, la industria china parece que llega para quedarse en el fútbol europeo y mundial. Una apuesta que podría acaparar las próximas ediciones de la Copa del Mundo, aunque de momento solo se haya concretado para esta.

 

Recordemos que el Mundial de Rusia echa a rodar el próximo 14 de junio en el encuentro inaugural entre la anfitriona y Arabia Saudí. A partir de ese instante, desde España se podrá seguir a la selección a través de Mediaset, la empresa que ha conseguido los derechos televisivos de los últimos campeonatos internacionales de la roja.

 

La apuesta de esta es dar en directo todos y cada uno de los partidos que se disputarán en Rusia. Nada menos que 64 encuentros en los que los aficionados al fútbol podrán seguir desde los canales de Cuatro y Telecinco, ambos pertenecientes al grupo Mediaset. En el segundo de estos se podrán ver los de España, mientras que el resto de los partidos se darán a través del otro canal.

 

El horario de comienzo de las distintas citas será siempre entre las 13 y las 21, hora española. La roja comenzará su andadura el día 15 de junio ante Portugal en un duelo trascendental para las opciones de los de Julen Lopetegui por acabar como primeros de grupo. Si pierden, aún podrán pasar como segundos si vencen a Irán y Marruecos, los días 20 y 25, respectivamente. A partir de ahí, se irán dando los diferentes cruces hacia una final que se disputará el 15 de julio, justamente un mes después del debut de la roja en Rusia. Los octavos de final se jugarán entre el 30 de junio y el 3 de julio, los cuartos los días 6 y 7, mientras que las semifinales se disputarán el 10 y el 11. Por último, el tercer y cuarto puesto se jugará el día antes de la final, el 14 de julio.

 

Viendo el calendario, España necesita debutar con victoria si no quiere tener que sufrir para pasar a unos octavos en los que, clasificándose como segunda de grupo, tendrá rivales más difíciles, a priori. Ganar significa enfrentarse al segundo clasificado del Grupo A, honor que estará entre Uruguay o Rusia, salvo sorpresa. Si todo va como se espera, España se podría medir en cuartos a Argentina y en semifinales a Alemania. Pero en caso de quedar segunda, la roja tendrá un camino algo más complicado. La ganadora del Grupo A se mediría a los de Lopetegui en octavos, y después Francia en cuartos y Brasil en semis serían sus rivales para llegar a la gran final, donde Argentina o Alemania esperarían.

 

Todo este camino es si no hubiera sorpresas, aunque como ya sabemos, en la primera fase del Mundial siempre alguno de los favoritos pincha e incluso se queda fuera de las eliminatorias. Por tanto, parece que España como mínimo debería alcanzar las semifinales, donde Brasil o Alemania le esperarían para enfrentarse por un hueco en la gran final de Moscú.

 

Aunque, antes de mirar tan lejos, primero hay que analizar el grupo que ha tocado a la selección absoluta y ver donde sumar los puntos necesarios para pasar como primeros. Sin duda, el duelo ante Portugal marcará el resto de los encuentros. Irán y Marruecos tienen tan complicado estar en octavos que parten sin presión y con mucha ilusión, lo que les convierte en rivales aún más peligrosos.

 

Los africanos han tenido que pasar duras eliminatorias para estar en Rusia. Han dejado en la cuneta a selecciones con mucho mejor historial en la clasificación más dura y complicada que hay para acceder al Mundial. Sin duda, podrían dar alguna sorpresa, sobre todo a una Portugal que depende prácticamente de cómo esté Cristiano Ronaldo de fino.

 

Los iranís parten como el equipo más flojo de este Grupo B. Sin embargo, también tienen jugadores interesantes y, sobre todo, han demostrado que son un bloque sólido y difícil de superar. Tanto España como Portugal tendrán que tener cuidado si no quieren perder puntos importantísimos para el liderato.

 

Por último, aunque sean los primeros rivales, la selección lusa será la que nos mida como llegamos al Mundial. Son los actuales campeones de Europa, tras haber dado la sorpresa ya en la Eurocopa de Francia. Su idea es pelear por ese primer puesto, aunque pasar como segundos tampoco sería un drama para ellos. Como mínimo esperan llegar a cuartos de final, sabiendo que no tienen el potencial de otras selecciones como Alemania, Argentina, Brasil o Francia, a las cuales se tendrían que enfrentar casi con total seguridad en esa ronda.

 

Parece que la nueva España sí que ha demostrado tener esa hambre que le permita volver a soñar con ser campeona del mundo. En Brasil el equipo se llevó un golpe muy duro y en la Euro de Francia 2016 tampoco supieron hacer un buen torneo. Estas son las únicas incógnitas de un equipo que aspira a su segundo Mundial, aunque todo ello lo hace desde la humildad y el conocimiento de lo complicado que es esto.

 

Al ser una selección muy rejuvenecida y una de las favoritas, la roja es un gran escaparate para las empresas, que no dudan en patrocinar al equipo de Julen Lopetegui como mínimo para la cita de Rusia. En un campeonato en el que a la misma FIFA le está costando conseguir las marcas necesarias, parece que a la RFEF le llueven las ofertas para ello, algo que tendrá que concretar en los próximos meses. Sin duda, parece que le primer gol del Mundial ya lo ha marcado España con estos contratos.

Haga click para comentar
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
EconomíadeMallorca | El periódico económico de Illes Balears
Economía de Mallorca • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress