• Secciones
  • Más contenidos
  • Buscar
  • Social
  • Iniciar sesión
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Viernes, 1 de junio de 2018
AGRICULTURA

Una Ley Agraria para garantizar la producción de alimentos en Baleares

Guardar en Mis Noticias.

Solo se permitirá construir "en explotaciones preferentes, con información pública, y los ayuntamientos podrán limitar la capacidad de exoneración del Govern"

Redacción |

[Img #22668]

El conseller de Medio Ambiente, Agricultura y Pesca, Vicenç Vidal, ha anunciado la aprobación en el Consell de Govern del proyecto de Ley Agraria, que "pretende ser más agraria y menos urbanística que la anterior, con el objetivo de conseguir soberanía alimentaria y garantizar la producción de alimentos en Baleares".



Vidal ha asegurado que la norma da "herramientas a los agricultores y ganaderos para que sus explotaciones sean viables económicamente", apuesta por la protección de los recursos y la biodiversidad y por la profesionalización del sector.



"Priorizamos la producción de alimentos y lo que da valor añadido: la venta directa y la primera transformación", ha dicho Vidal, quien ha subrayado que se busca generar rentas a los productores pero "sin que la actividad complementaria desplace a la agraria" y con medidas como la protección de los recursos existentes y las variedades locales y razas autóctonas.



Se considera venta directa al que realiza el payés al público y venta de circuito corto aquella con una cooperativa de intermediaria.



Según Vidal, con esta ley se vuelve al concepto anterior de agroturismo, aquella "con vocación clara de producción". Introducen las "agroestancias" que permiten alquilar habitaciones en las explotaciones agrarias.



Según Vidal, "el urbanismo a veces ha dado las espalda a la actividad agraria, se han de exonerar determinados parámetros pero se ha de hacer con transparencia". Solo se permitirá construir "en explotaciones preferentes, con información pública, y los ayuntamientos podrán limitar la capacidad de exoneración del Govern".



La intención con la nueva ley es "dotarla de mas contenido agrario" y "que las facilidades a los agricultores no sean aprovechadas por elementos externos a la agricultura".



Se priorizan los usos típicos del suelo rústico por encima de los que no son propios y se crea la figura de las "zonas de alto valor agrario", que son tierras especialmente ricas para la agricultura, por ser de alta fertilidad o con disponibilidad de agua, que serán definidas por los consells y que se crean como espacio de uso exclusivo para el sector agrario.



Se reservan así zonas específicas para actividad agraria en las fincas rústicas y cambia la regulación de la actividad del polo que, si en la anterior ley de 2014 se consideraba actividad complementaria de la actividad agraria, ahora deja de serlo.



"En esta ley entendemos que la actividad ganadera de tener caballos sí es agraria, pero la práctica de polo debe seguir la tramitación de actividad deportiva", ha detallado Vidal.



Otra novedad es la incorporación en suelo rústico de "la necesaria sanidad vegetal", ante la plaga de xylella.



Vidal ha dicho que se crean nuevas figuras de reconocimiento de la labor de la payesía en pro del paisaje y que genera beneficios sociales, al incorporar los contratos territoriales en los que la administración pacta con los agricultores una serie de actividades; la figura de los parques agrarios y el mecanismo de la custodia agraria.



La ley habilita posibles usos atípicos en suelo rústico, pero Vidal ha insistido en que "la producción agrícola es protección de la biodiversidad, las variedades locales, adaptación frente al cambio climático".



Sobre la autorización al cultivo de organismos modificados genéticamente, el Govern se opone a los transgénicos "por su posible impacto sobre cultivo de variedades locales y porque puede afectar a la actividad agraria", por lo que la ley es contraria a nuevas autorizaciones de este tipo de semillas.



También incluye mecanismos de protección contra la pérdida de fertilidad y la erosión, con el fomento del compostaje y el tratamiento de los residuos como una oportunidad de restauración del suelo.



Se contempla a todo el sector ganadero como estratégico, con medidas específicas para garantizar su supervivencia, en materia de mataderos y razas autóctonas.



La ley incorpora aspectos sociales como la importancia de la visibilidad de la mujer payesa y doble titularidad de las explotaciones, apuesta por una estrategia de formación en el sector agrario y adaptación al cambio climático y nuevos modos de comercialización y reconoce la agrupación en cooperativas como estratégica

Haga click para comentar
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
EconomíadeMallorca | El periódico económico de Illes Balears
Economía de Mallorca • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress